EinleitungGeneralesMe sentiré en deuda con ambos
There are no translations available.

Castrojeriz reúne a familiares y amigos de Julián Campo y Santino Manzano cinco años después de su trágica desaparición • El compositor José María Cano donará hoy a las clarisas un cuadro en su memoria

José María Cano y Ovidio Campo recordaron la figura de los dos<br> cooperantes.
José María Cano y Ovidio Campo recordaron la figura de los dos
cooperantes.
Ángel Ayala
G. Arce / Castrojeriz

Julián Campo y José Santino Manzano demostraron ayer, cinco años después de su trágico fallecimiento en el accidente ferroviario de Villada (Palencia), que supieron cultivar en vida la amistad y el aprecio de los que les conocieron y amaron, pues su ausencia sigue siendo muy sentida y dolorosa para muchos, como quedó patente ayer durante el homenaje celebrado en Castrojeriz.
Fue un recuerdo sencillo -una misa en la Colegiata Virgen del Manzano y el posterior concierto del tenor Miguel Alonso en la iglesia de San Juan-, cargado de emociones y recuerdos. Mayores, jóvenes y niños, familiares, amigos, autoridades y vecinos de la villa jacobea, volvieron a recordar a estos burgaleses que lo dejaron todo para vivir y servir en algunos de los rincones más pobres de la Tierra.
Entre los presentes en el acto estuvo el compositor y antiguo integrante del grupo Mecano José María Cano, íntimo amigo de los cooperantes -especialmente de Santino- y compañero en las tareas humanitarias que desarrollaron en Etiopía y Calcuta, que no ha dejado de estar presente en las diferentes citas que han honrado la memoria de los desaparecidos.
Cano regresó a Castrojeriz acompañado de su hijo para donar un cuadro en memoria de sus amigos a las monjas clarisas, que tenían gran amistad con Santino. «A pesar de recordarlos juntos, tenían vidas muy separadas, uno en Calcuta y otro en Etiopía... Julián era probablemente el hombre más famoso de Calcuta después de la Madre Teresa», comentó el músico, que compartió tareas humanitarias y vivencias con los dos cooperantes. «Me sentiré en deuda con ambos siempre. Compartí su trabajo y me siento muy agradecido...».