GeneralesEl Gobierno Herrera invierte más de once millones para rehabilitar 1.300 viviendas

Más de 11,4 millones de euros invertirá el Gobierno Herrera en los próximos meses para la rehabilitación de 1.313 viviendas en las capitales de León, Segovia y Zamora, así como en las localidades de Castrojeriz y Melgar de Fernamental (Burgos), Pedraja de Portillo y Villanueva de Duero (Valladolid) y Benavente (Zamora).

La vicepresidenta del Gobierno Herrera, Rosa Valdeón, informaba de esta subvención, una vez finalizado el Consejo de Gobierno, incidiendo en que con el desarrollo de nueve áreas de regerenación urbana y que «se preservará el patrimonio local y se mejorará la calidad de las viviendas. Unas ayudas que se enmarcan en el Plan estatal de alquiler y de viviendas, rehabilitación, edificatoria 2013-2016 y que suponen casi el 60 por ciento de la inversión toral de 19,6 millones para dichas áreas.

De esta manera en la capital leonesa se intervendrá en los barrios de Pinilla, Quevedo, La Vega, La Sal, Armunia y Trobajo. En la provincia burgalesa, en Castrojeríz se rehabilitarán en 65 viviendas y se urbanizarán las calles Marqués de Camarasa y General Aranda, mientras que serán nueve en Melgar de Fernamental.

En Segovia capital se actuará en 265 casas y se acometerán distintas obras en los barrios de San José Obrero, El Palo Mirasierra y las Canonjías.

39 viviendas se beneficiarán en Villanueva de Duero y otras 68 en La Pedraja de Portillo, ambos municipios en la provincia de Valladolid. El Ayuntamiento de Zamora percibirá una subvención para acometer mejoras en 330 casas del conjunto de edificios denominado «Viviendas de la Obra Sindical del Hogar y en Benavente se intervendrá en 133 casas en las zonas de las Eras, Casas de la Ría, San Isidro y Las Malvinas.

 

Calidad Turística


El Consejo de Gobierno también daba luz verde al decreto por el que se regulan lo alojamientoshoteleros para mejorar la calidad del servicio y, de esta manera, incentivar a los turistas para que elijan Castilla y León como destino. Se pretende, según Rosa Valdeón, «potenciar la especialización de los productos, impedir la actividad clandestina y el intrusismo en el sector y reducir la carga administrativa para el ejercicio de la actividad».

 

De esta manera, los establecimientos del sector de la Comunidad se calificarán según su especialización tales como Hotel Familiar, Gastronómico, Balnario, con HIstoria, de Congresos y Eventos, Enoturístico o de Salud.

En estos momentos en Castilla y León existen 1.918 alojamientos, con un número de plazas de 72.016, que representan el 43 por ciento del total existente.