Lugares para visitarConvento de Santa Clara



Historia

Originariamente fundado por el Rey Alfonso X el Sabio, hacia el 1264, junto a las fuentes de Tablín, término del mismo Castrojeriz, se trasladó a esta Villa en 1326, por petición del pueblo y por Bula concedida por el Papa Juan XXII.

Desde aquel entonces, hasta nuestros días, y a pesar de los avatares de la historia, la Comunidad de Hermanas Clarisas, continúa pujante su vida franciscano-clariana.



Arte

La Iglesia de comienzos del s. XlV es de carácter ojival, de una sola nave según el estilo conventual, con ábside poligonal y cinco tramos embellecidos por tres ventanales rasgados. Bóvedas de crucería sencilla.

Preside este templo una hermosa talla de la Inmaculada del s. XVIII.

Claustro neoclásico. Interesante cripta del gótico puro. La sala Capitular está presidida por la bella talla y milagrosa imagen de la Virgen del Capítulo. La fábrica del convento ha sufrido varias transformaciones a través de los siete largos siglos de historia hasta nuestros días en que hemos visto muchas restauraciones.



Culto

Cada día en el Monasterio se alaba a Dios por medio del Oficio Divino.Se celebra la Eucaristía y se tiene expuesto el Santísimo Sacramento.

8:00 h: Laudes;

(domingos y festivos 7,50)
8:30 h: Eucaristía
Exposición al Santísimo
17:00 h: Rosario
Bendición del Santísimo
19:00: Vísperas (domingos y festivos 19:30)


A todo ello se invita a los fieles a participar y desde este pequeño rincón castellano.



Trabajo

La Comunidad, como Hermanas Pobres de Santa Clara, vive de la Divina Providencia a través de los bienhechores y del trabajo de sus manos:

REPOSTERÍA Y LAVANDERÍA INDUSTRIAL



Fiesta

El día 11 de Agosto celebramos la Solemnidad de Santa Clara, que es nuestra Madre Fundadora, Santa Clara nació el año 1193, en un palacio señorial de Asís, después de una infancia feliz y piadosa, a los 18 años, fuertemente impresionada y atraída por el ideal de S. Francisco de Asís, quiso seguir su vida de pobreza y abnegación para lo cual huyó una noche de su palacio para consagrarse al Señor.

Con Jesús Eucaristía en sus manos, salvó de la invasión de los sarracenos su propio convento y la ciudad de Asís. Fue entonces cuando oyó de labios de Jesús aquellas consoladoras palabras: «Yo seré siempre vuestra custodia ».

Y después de una vida desbordante de Amor a los misterios de Jesús y de María en el pesebre, en la Cruz y en la Eucaristía, murió el día 11 de agosto de 1253. La Santísima Virgen vino con su cortejo de vírgenes a buscarla para llevársela al cielo, mientras ella susurraba dulcemente: «¡Bendito seas, Señor!, porque me creaste».

Santa Clara es la fundadora, con S. Francisco de la Orden de Santa Clara o Clarisas.





Video cedido por Adeco Camino