NoticiasGenerales

Generales

Campa√Īa 2013-14 de Matanza Domiciliaria

Junta de Castilla y León

CONSEJER√ćA DE SANIDAD Y BIENESTAR SOCIAL

SERVICIO TERRITORIAL DE BURGOS

Servicios Veterinarios Oficiales de Salud P√ļblica de Melgar de Fernamental

 

CAMPA√ĎA 2013-2014 DE MATANZA DOMICILIARIA

SE INFORMA DEL INICIO DE LA CAMPA√ĎA DE MATANZA DOMICILIARIA QUE FINALIZA EL PRIMER DOMINGO DE ABRIL DE 2014 PARA EL SACRIFICIO DE CERDOS, EN DOMICILIOS PARTICULARES, PARA CONSUMO FAMILIAR.

  • INSPECCION Y ANALISIS DE OTRAS ESPECIES ( JABALIES)


LAS MUESTRAS SERAN RECONOCIDAS POR:

VETERINARIOS COLABORADORES:

  • Roc√≠o P√©rez Mart√≠n Tel√©fono: 635092859
  • Adolfo Sendino Miguel Tel√©fono: 696969146


ESTAN LOCALIZADOS DE LUNES A DOMINGO EN LOS TELEFONOS QUE FIGURAN
EL ABONO DEL RECONOCIMIENTO SE LES DA DIRECTAMENTE ELLOS (NO TIENEN QUE ACOMPA√ĎAR LA MUESTRA DE UNA TASA.)

VETERINARIO OFICIAL:
UBICADO EN EL CENTRO DE SALUD DE MELGAR DE FERNAMENTAL (tlfno.:947.37.37.67) EN HORARIO DE 9 A 14h. (DE LUNES A VIERNES) TIENEN QUE ACOMPA√ĎAR LA MUESTRA DEL ABONO DE LA TASA CORRESPONDIENTE.



En Melgar de Fernamental a 3 de noviembre de 2013

Centro de Salud Melgar de Fernamental C/ Cruz de la Rivera n¬ļ 3 09100 Melgar de Fernamental BURGOS

 

Venir a Castrojeriz es como volver a mis raíces castellanas, aquí me siento más como en casa

Margarita Jané Santamaría Pediatra y presidenta de la Fundación Homac

Margarita Jan√© en la escalera de su posada y en la entrada de la bodega de Emebed, donde sus hu√©spedes pueden descubrir el encanto que esconden los rincones de su acogedora casa. Jes√ļs J. Mat√≠as

¬ŅQu√© tiene Castrojeriz que ha cautivado a esta mujer?¬ŅQu√© labor lleva a cabo la¬† Fundaci√≥n Homac? En un viaje Barcelona-Burgos-Etiop√≠a, la pediatra nos abre las puertas de su posada para detallarlo.

Refugiada tras una fachada de piedra con amplios ventanales, t√≠pica estampa de casa castellana, Emebed (que en am√°rico, lengua oficial de Etiop√≠a, significa la se√Īora de la casa) se despoja de esta apariencia de hogar castizo y rural cuando Margarita Jan√© -propietaria junto a su marido, Jordi, de este hospedaje de ensue√Īo- nos abre sus puertas.
Reformada con el objeto de transmitir quietud, hospitalidad y confort, pero conservando las máximas características estructurales que el indefectible paso del tiempo ha permitido en una casa de pueblo burgalés, la posada evidencia el cuidado por el detalle y la atención minuciosa al huésped en cada una de las diez habitaciones que ofrecen un turismo particular, de exquisito trato y solícita cortesía. Emebed es
Margarita, de madre burgalesa nacida en San Mill√°n de Juarros, ejerce como m√©dico en Barcelona, donde vive junto a su marido y sus hijas, adem√°s de presidir la Fundaci√≥n Homac y, ahora, regentar la posada Emebed. En sus visitas a Burgos sal√≠a con la pandilla de su prima, de entre cuyos amigos destaca la gran amistad que le un√≠a a Jos√© Manzano, Santino, -cooperante burgal√©s fallecido el 21 de agosto de 2006, en el accidente ferroviario de Villada, en Palencia- con quien hab√≠a mantenido el contacto a pesar del tiempo y la distancia, y retom√≥ la relaci√≥n hace unos diez a√Īos.
¬ęVenir a Castrojeriz era, de alguna manera, como volver a la parte de las ra√≠ces castellanas. Burgos tambi√©n me gusta, pero me sent√≠a m√°s como en casa aqu√≠. Una vez falleci√≥ (Santino), vine un par de veces al pueblo, y pens√©: ¬Ņy si acabamos de echar el ancla de verdad?. Yo empec√© a venir por Jos√©, Jos√© ya no estaba, y yo quer√≠a vincularme al pueblo de alguna manera. Y me ancant√≥ la casa. De hecho, nuestra intenci√≥n de cara al futuro es vivir aqu√≠ seis meses, de mediados de abril a mediados de octubre, y viajar otros seis meses por el mundo. Aspiro a que esto sea autosuficiente y sostenible, porque estoy muy contenta con este proyecto y con el comienzo que hemos tenido¬Ľ relata Margarita, para quien Emebed tiene un valor simb√≥lico por la relaci√≥n que le un√≠a a Santino, ya que como ella misma cuenta, no ha sido la iniciativa empresarial ni la intenci√≥n de recuperar la inversi√≥n realizada en la posada la base de este proyecto, porque ¬ęquer√≠a hacer algo que tuviera vida, pero no lo hicimos pensando en el negocio, sino con el cari√Īo de que Emebed fuera como una casa¬Ľ.

La Fundación Homac

El propio Santino fue quien, en un viaje a Barcelona, propuso a Margarita que visitase con √©l Etiop√≠a, en el 2001. ¬ęPrimero empec√© a ir a Etiop√≠a con √©l, cuando era √©poca, porque √©l pasaba 4 o 5 meses all√≠ y otros 4 o 5 meses llevaba el albergue en el pueblo. Gracias a eso pude conocer a las clarisas y a la gente de all√≠¬Ľ, relata Margarita, que ahora preside la Fundaci√≥n Homac, organizaci√≥n apol√≠tica, laica y no lucrativa, constituida en el a√Īo 2004 con el objeto de financiar, subvencionar y recaudar fondos para la elaboraci√≥n de proyectos de cooperaci√≥n e investigaci√≥n para el desarrollo del Tercer Mundo , as√≠ como para promocionar el voluntariado, y cuya misi√≥n radica en dar una oportunidad a los m√°s desfavorecidos para que puedan valerse por s√≠ mismos, mejorando su educaci√≥n, su situaci√≥n sanitaria y sus condiciones de vida, respetando siempre su cultura.
Margarita viaja dos veces al a√Īo a Etiop√≠a -pa√≠s donde act√ļa principalmente Homac, aunque su presencia tambi√©n se ha extendido a la India y Madagascar-, una en febrero para identificar posibles proyectos, y otra en Noviembre para visitarlos y comprobar su estado. La Fundaci√≥n trabaja con congregaciones religiosas asentadas en el pa√≠s africano, que son quienes trasladan las necesidades de los et√≠opes a Homac para que pueda prestarles ayuda de la mejor manera posible, ya que son estas comunidades las que conocen la situaci√≥n de primera mano y el modo de vida del pa√≠s.
¬ęHay gente que va y quiere montar una organizaci√≥n, pero muchas veces lo que hace es montarse un chiringuito, porque no es tan f√°cil. Nosotros tenemos auditor√≠as, pasamos cuentas... Tambi√©n hay gente que aunque es verdad que lleva dinero, quieren hacer una hacer una casa seg√ļn su idea y concepto, eso es otra cosa que hacemos mal. Vamos a colonizar de nuevo, y no. Los et√≠opes conocen el terreno y lo que hay que hacer es construir las casas seg√ļn su cultura, que las construyan ellos y pagarles un sueldo por hacerlo¬Ľ, explica Margarita ante la ingente cantidad de iniciativas de personas que visitan √Āfrica y se les ocurre una idea similar.
Este contexto es el caldo de cultivo de un sinf√≠n de organismos que generan mucha desconfianza en quienes se plantean realizar una donaci√≥n en alguna fundaci√≥n, por eso Margarita dilucida que ¬ęnuestro √©xito es que somos muy cercanos y justificamos hasta el √ļltimo c√©ntimo. Yo no cobro por mi trabajo, ni voy all√≠ a pasearme, hablo con las congregaciones religiosas y ellas me piden lo necesario. Si tus colaboradores te conocen te siguen apoyando, y a nosotros no nos han dejado de apoyar porque nos conocen. A m√≠ seg√ļn me mandan 2.000 euros, en cuanto hago la transferencia les mando una copia, y cuando llega all√≠ les pido que me hagan un recibo de que les ha llegado el dinero. Lo trabajamos, la verdad, para que la gente, ya que son sus ahorros, sepan a qu√© est√°n destinados. Les fidelizamos justific√°ndolo todo¬Ľ.
Para ser consciente de como se vive en Etiop√≠a, Margarita pas√≥ un a√Īo con su marido y sus hijas all√≠, y pudo comprobar personalmente al alcance de la ayuda que la Fundaci√≥n Homac proporciona en Etiop√≠a. ¬ęLos peque√Īos proyectos, como estamos haciendo nosotros, no alcanzan el nivel de las grandes organizaciones. Ahora, por ejemplo, hacemos 19 casas, por lo que el impacto es peque√Īo. Pero las 19 familias, multiplicadas por los hijos que tienen, van a tener un techo donde cobijarse, porque antes no lo ten√≠an¬Ľ, precisa, orgullosa, Margarita. Homac proporciona ayudas a la construcci√≥n de viviendas, escuelas, y un comedor infantil; mejoras en los sistemas de regad√≠o y suministro de f√°rmacos; manutenci√≥n de hu√©rfanos y ayuda a las familias entre otras actuaciones.

 

Castrojeriz recuerda a Juli√°n Campo y Jos√© Santino Manzano siete a√Īos despu√©s del accidente de Villada

Los dos cooperantes fallecieron cuando volvían de realizar un tramo del Camino de Santiago

Castrojeriz rindi√≥ homenaje un a√Īo m√°s a los dos cooperantes burgaleses Juli√°n Campo y Jos√© Santino Manzano que fallecieron en el accidente de tren de Villada (Palencia), cuando regresaban de realizar un tramo del Camino de Santiago el 21 de agosto de 2006. Desde entonces, la localidad burgalesa realiza todos los a√Īos un sencillo acto en el Hospital de Peregrinos de San Ant√≥n, con una Misa de campa√Īa en memoria de los fallecidos, pasadas las 19 horas, y un concierto de Jos√© Mar√≠a Maldonado, cantautor sevillano con ocho discos editados del Camino de Santiago.

Este mi√©rcoles, d√≠a del aniversario, tambi√©n las clarisas ofrecer√°n su Eucarist√≠a de ocho de la ma√Īana por los dos cooperantes. Un recuerdo que todos los a√Īos realizan los vecinos de la villa jacobea, ‚Äúacompa√Īados por familiares y amigos llegados desde distintos puntos de Espa√Īa, como Salamanca, Madrid y Valladolid que todos a√Īos se acuerdan‚ÄĚ, explic√≥ a Ical, Ovido Campo, hospitalero de San Ant√≥n y hermano de uno de los fallecidos.

Un homenaje que pretende ‚Äúmantener el esp√≠ritu de Juli√°n y Santino en esta fecha‚ÄĚ. El p√°rroco de Castrojeriz, Enrique Alonso, destac√≥ en la homil√≠a de la Misa celebrada precisamente ‚Äúese esp√≠ritu y voluntad‚ÄĚ de los dos burgaleses, que ‚Äúest√° dando un fruto de admiraci√≥n y reconocimiento, y tambi√©n un reto de todos vosotros de realizar una proeza como ellos y siempre que proyecte la palabra y el esp√≠ritu de Dios con el que ellos se encontraron y que fue la motivaci√≥n‚ÄĚ.

Julián Campo, primo del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, fue voluntario de causas humanitarias en la India y hospitalero voluntario de albergues del Camino de Santiago en las provincias de Burgos y León. Además, era hermano de Ovidio Campo, conocido estudioso de la ruta jacobea y escritor de libros sobre el Camino, que fue el organizador de este homenaje, ya que hoy es el hospitalero del albergue de San Antón.

José Santino Manzano era hermano de Rosa de Lima Manzano, quien fue directora general de Tráfico y que también falleció en un accidente, esta vez de helicóptero, el 30 de junio de 1988.

El accidente ferroviario ocurrido el 21 de agosto de 2006 en Villada (Palencia) costó la vida a siete personas y provocó heridas a un centenar, todos ellos pasajeros del tren Vigo-Hendaya que hizo su entrada en la estación de la localidad palentina poco antes de las cuatro de la tarde

 

Fuente: www.abc.es
 

La Junta impulsa la rehabilitación de 2.275 viviendas en la provincia de Burgos

El director general de Vivienda visit√≥ el √Ārea de Rehabilitaci√≥n del Centro Hist√≥rico de Castrojeriz

20.08.13 - 14:26 - MAR√ćA ORIVE

El director general de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo, √Āngel Marinero, visit√≥ hoy el √Ārea de Rehabilitaci√≥n del Centro Hist√≥rico de Castrojeriz, en la provincia de Burgos. Esta actuaci√≥n se inscribe dentro del Programa de √Āreas de Rehabilitaci√≥n que est√° impulsando la Junta en colaboraci√≥n con otras administraciones y que supone el acondicionamiento de 58 √Āreas de Rehabilitaci√≥n Integrada de casi 15.000 viviendas en los pueblos y ciudades de Castilla y Le√≥n.

El √°rea de Castrojeriz comprende la rehabilitaci√≥n del casco hist√≥rico de esta localidad enclavada en el Camino de Santiago en torno a la Calle Real. La inversi√≥n global en este ARCH asciende a 5.172.372 euros para la rehabilitaci√≥n de 200 viviendas y la urbanizaci√≥n del entorno urbano. De la inversi√≥n global, la Junta aporta 1.350.000 euros, el Ministerio de Fomento 1.892.000 euros, el Ayuntamiento de Castrojeriz 675.042 euros y el resto los particulares. Actualmente, se est√° actuando en la rehabilitaci√≥n de las viviendas estando prevista la finalizaci√≥n del 50 % de la actuaci√≥n a finales de este a√Īo y el acondicionamiento global a finales de 2014.

En la provincia de Burgos, la Junta de Castilla y Le√≥n, en colaboraci√≥n con otras instituciones, est√° impulsando la rehabilitaci√≥n de 2.275 viviendas con una inversi√≥n global superior 57,9 millones de euros a trav√©s del Programa de √Āreas de Rehabilitaci√≥n que tiene como principal objetivo la recuperaci√≥n de nuestros pueblos y ciudades mediante el acondicionamiento de edificios y entornos urbanos. El Programa en Burgos contempla siete √Āreas de Rehabilitaci√≥n de las que dos est√°n terminadas: Belorado y R√≠o Vena. En ejecuci√≥n est√°n Atapuerca, Burgos-Centro Hist√≥rico, Melgar de Fernamental y Miranda de Ebro-Centro Hist√≥rico.

En Castilla y Le√≥n, se est√°n desarrollando ya un total de 58 √Āreas de Rehabilitaci√≥n, de las que 24 ya est√°n terminadas. En el c√≥mputo global, estas actuaciones suponen el acondicionamiento de 14.137 viviendas en ciudades y pueblos del mundo rural.

 

 

Verano en el convento

18 monjas dan vida a este monasterio burgal√©s del siglo XIII en el que Internet ‚Äėconvive‚Äô con las rejas. La visita a Brasil de Francisco la siguieron por la web. ¬ęEs el Papa que necesit√°bamos¬Ľ

15.08.13 - 11:00 - ANTONIO CORBILL√ďN

Nuestra vida es como las ra√≠ces, no se ven pero est√°n ah√≠, alimentando¬Ľ. Los verdes ojos de sor Mar√≠a Jes√ļs brillan al otro lado de la reja al expresar con esta met√°fora su existencia de clausura junto a sus 17 hermanas en el monasterio de Santa Clara de Castrojeriz. Situado a mil pasos exactos del centro de este pueblo burgal√©s, parada y fonda obligada en el Camino de Santiago, la vida intramuros del convento parece estar un poco menos alejada durante estos d√≠as en los que la naturaleza llama a sus puertas de diversas formas. El resto del a√Īo, esa distancia suele parecer mucho m√°s larga por expresa elecci√≥n de sus moradoras. ¬ęEn verano se nota m√°s la relaci√≥n con los de fuera y en agosto es raro que no haya visitas. Tal vez alg√ļn peregrino... Pero a veces pensamos que ya se ir√°n y volveremos a nuestra tranquilidad¬Ľ. Sor Mar√≠a Jes√ļs habla desde el otro lado de la reja acompa√Īada de la abadesa, la hermana Natividad, aunque nacida Teresa en la vida civil. Una de las primeras renuncias de una clarisa es a su pasado mundano, y el cambio de nombre es una prueba. Lo de mudar el nombre es una decisi√≥n desde la ¬ęlibertad individual¬Ľ que no ha sentido sor Mar√≠a Jes√ļs, que lleva la mitad de sus poco m√°s de 40 a√Īos en la orden. Ella representa el eslab√≥n entre un pasado cercano de crisis de relevo vocacional y un futuro que busca despejar dudas para que la cadena de entrega y renuncia de estas religiosas pueda celebrar 700 a√Īos en Castrojeriz (est√°n aqu√≠ desde 1326). Cuando lleg√≥ ella en 1992 acab√≥ con 17 a√Īos seguidos sin savia nueva para regar las ra√≠ces del convento.

Para el visitante este primer contacto con reja de por medio tiene un aura de invasi√≥n de un espacio vedado. Da pudor incluso pedir permiso a la comunidad para que abra la reja y, tras los barrotes, salten otros ‚Äėcerrojos‚Äô. La complicidad del exalcalde de Castrojeriz y pionero en promover la ruta jacobea, Eduardo Franc√©s, ayuda a despejar el camino. Es uno de los que mejor conoce a la comunidad (una prima suya forma parte de ella). ¬ęDe vez en cuando hago de taxista cuando tienen que hacer alguna gesti√≥n en Burgos o una visita m√©dica¬Ľ, comenta. Es a Eduardo a quien la abadesa acaba confiando la llave que permitir√° franquear la zona del comp√°s, t√©rmino monacal para nombrar ese espacio de transici√≥n desde el exterior.

En la charla previa, sor Natividad y Mar√≠a Jes√ļs tratan de explicar algunos porqu√©s siempre dif√≠ciles de entender desde ‚Äėel otro lado‚Äô y que se resumen en la propia elecci√≥n de la santa italiana Clara de As√≠s, que en 1211 se fug√≥ de casa para cumplir con el mandato divino que ha marcado a la orden estos 800 a√Īos: el privilegio de ser pobre. ¬ęAhora parece inconcebible que una joven se plantee esta vocaci√≥n, pero el Se√Īor sigue llam√°ndonos ‚Äďreflexiona sor Mar√≠a Jes√ļs‚Äď. Y son llamadas para romper con lo vivido porque la vida contemplativa exige eso: romper con todo¬Ľ. Pero, ¬Ņhasta d√≥nde llega ese abandono de lo humano? ¬ęYo s√© que est√°n muy bien informadas de casi todo, ¬Ņc√≥mo se enteran de lo que pasa fuera?¬Ľ, tercia en la charla Eduardo Franc√©s. La abadesa sonr√≠e c√≥mplice y confiesa que, desde que la hermana Mar√≠a Jes√ļs ha avanzado en el manejo de Internet, se ha abierto una nueva ‚Äėventana‚Äô al exterior para todas. Por supuesto marcada por esa contenci√≥n. ¬ęInternet tiene sus peligros pero te da la opci√≥n de elegir las noticias¬Ľ, afirma. ¬ęTratamos de combinar las novedades con el voto de clausura. Tiene que haber una distancia desde la libertad¬Ľ, remacha la abadesa. Hasta ahora se limitaban a prensa religiosa, algunos ratos en que la madre abadesa enchufaba la Cope y y la misa del domingo en la tele ¬ępara las mayores¬Ľ. Ahora incluso han seguido la visita papal a Brasil por la web de la televisi√≥n vaticana. ¬ęEs el Papa que necesit√°bamos, hasta nosotras est√°bamos susceptibles del cambio pero f√≠jese ¬°incluso ha elegido el nombre de Francisco!¬Ľ (su orden ‚Äėhermana‚Äô masculina), alaba la abadesa, que va camino del medio siglo de vida monacal.

Es agosto y la luz exterior lucha por colarse y hacerse sentir en cada resquicio, en cada ventanal, en cada claustro, por muy cerrado al mundanal ruido que sea este lugar. En esta hermosa ma√Īana de martes y 13 no hay espacio para supersticiones paganas y en el ambiente de esta orden de ¬ęclausura contemplativa¬Ľ se respira todav√≠a un aire de ‚Äėdivina resaca‚Äô. Dos d√≠as antes, el domingo 11, han celebrado su d√≠a m√°s festivo en honor a su fundadora, Clara de As√≠s, que falleci√≥ tal d√≠a en 1253. Inspirada en su paisano San Francisco, tambi√©n decidi√≥ ser rica de su propia pobreza y entreg√≥ su vida a la renuncia, la oraci√≥n y el trabajo interior. El pasado domingo han culminado nueve d√≠as de actos lit√ļrgicos e invitados especiales que sus moradoras han vivido como un acontecimiento, un crucero interior vacacional. Porque aqu√≠ dentro, lo m√°s parecido a unas vacaciones siempre se vive hacia dentro.

Luz interior

Los muros y pasillos de convento tamizan siempre la vida e invitan a recoger el √°nimo. A_caminar de puntillas. A media ma√Īana, la jornada mon√°stica ya ha vivido su primera y b√°sica ocupaci√≥n: la Eucarist√≠a (8:30 horas). Aunque el d√≠a empez√≥ mucho antes, con los laudes matinales. El resto del tiempo se reparte en las labores que permiten la autosuficiencia econ√≥mica, como su muy apreciada reposter√≠a. La dulzura del obrador se anuncia sola en el pasillo de acceso. All√≠ oficia de jefa de cocina sor Amelia, a la que ayuda Margarita, una de las dos √ļltimas incorporaciones a la comunidad llegada desde Paraguay, junto con Teresia, que vino de Kenia. De ambas, que rondan la treintena, dice la abadesa que ¬ęviven la fe con esa pureza que nosotras ten√≠amos... hace 50 a√Īos¬Ľ. La crema pastelera de los famosos pu√Īos de San Francisco, la estrella de su cocina, lo invade todo. ¬ęTienen mucho mejor aspecto cuando salen del horno¬Ľ, promete sor Amelia mientras ofrece una muestra sin hornear.

Una lavander√≠a industrial que da servicio a la residencia de ancianos de Castrojeriz completa los ingresos diarios. Pero no da para m√°s y las sucesivas obras que han acometido han sido posible gracias a patrimonio familiar y donaciones. Nunca han pedido ayuda p√ļblica para ¬ęno someternos a nadie¬Ľ, advierte Mar√≠a Jes√ļs. La enorme huerta, que parece mucha finca para tan pocos brazos, acaba de llenar su despensa. La hermana Teresia, todav√≠a con su tocado blanco de novicia, se esfuerza en atender tanto frutal ¬ęcien por cien natural, sin pesticida ninguno¬Ľ.

La oraci√≥n, previa a la comida, re√ļne a toda la comunidad en el coro alto. Sor Pura, en el convento desde hace 61 a√Īos no tiene muy claro eso de las fotos y se aleja apoyada en su muleta ¬ę¬Ņqu√© pintamos nosotras en un diario?¬Ľ, pregunta. Por contra, la joven Margarita lucha por llegar corriendo desde la cocina tras cambiar el mandil√≥n por el h√°bito. Distintas sensibilidades, siempre desde la armon√≠a, pero que deben luchar contra un futuro incierto. A pesar de su elevada media de edad, son muy cautas en la captaci√≥n de novicias. Prefieren no pronunciarse frente a fen√≥menos cercanos como las veroniquesas de Lerma, una escisi√≥n de su orden que ha reunido en pocos a√Īos a m√°s de 200 novicias, muchas de ellas universitarias. Como todo, f√≠an el futuro a la voluntad de Dios. ¬ęSeguiremos si el Se√Īor quiere. Y, si no, la √ļltima que apague la luz¬Ľ, remata sor Mar√≠a Jes√ļs.

 

P√°gina 7 de 23