NoticiasGenerales

Generales

Se presenta en Castrojeriz el Seminario Internacional sobre Eco Rehabilitación

El encuentro reúne durante dos días en la provincia de Burgos a organismos de desarrollo del sudoeste europeo y a expertos en restauración de Portugal, Francia y España
El director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ramírez, inaugura el seminario internacional ECO-ARQ en Castrojeriz junto al presidente de Adeco Camino, Eduardo Francés. El catedrático de Composición Arquitectónica de la ETSAM José Luis García Grinda, participa como experto en rehabilitación sostenible en el medio rural

Administraciones, estudiosos y agentes locales deben recuperar "la sabiduría que reside en la arquitectura de nuestros pueblos" para que éstos conserven su personalidad y puedan reforzar su atractivo turístico. Así lo ha señalado esta mañana José Luis García Grinda, director del Departamento de Composición Arquitectónica de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM), durante su participación en el seminario final del proyecto ECO ARQ, en Castrojeriz.

Bajo el título ‘Eco Rehabilitación en la arquitectura tradicional’, una veintena de expertos en arquitectura, desarrollo rural, turismo y medio ambiente del sudoeste europeo participan hoy y mañana en el encuentro en el seminario final del proyecto ECO-ARQ. Este proyecto de cooperación internacional tiene como objetivo la promoción de la restauración sostenible del patrimonio construido como eje de valorización económica de las rutas turísticas como el Camino de Santiago.

Seminario Internacional sobre Eco Rehabilitación en Castrojeriz (Burgos)
Seminario Internacional sobre Eco Rehabilitación en Castrojeriz (Burgos) • 26-9-2011   Adeco Camino

En opinión de García Grinda, entre las dificultades de técnicos y profesionales se encuentra la propia normativa estatal sobre arquitectura, por la que "en el medio rural carecemos, en muchas ocasiones, de las herramientas urbanísticas para las actuaciones que necesitamos". Así, el Código Técnico de Edificación "no prevé el empleo de técnicas tradicionales y llega a prohibir alguna de ellas, como el tapial".

Otra de las cuestiones pendientes es una "muy limitada experiencia de ordenación", de modo que "nuestros pueblos tienen una parte abandonada, otra intervenida con criterios poco adecuados y otra, sustituida por elementos nuevos". También existen "fuertes carencias en la formación de profesionales", tanto arquitectos como albañiles, así como una "gran necesidad de sensibilizar a la población".

Por completar el mapa de los problemas a los que se enfrentan los profesionales de la construcción y la rehabilitación, García Grinda también ha mencionado "la falta de elementos empleados tradicionalmente, como determinados tipos de madera", así como la existencia de elementos empleados desde siempre, pero "que ya no se sabe emplear, como en el caso del adobe". "En muchas ocasiones se recurre a gente mayor que explica la forma de trabajar esos elementos, pero en ocasiones ni siquiera se cuenta ya con esa posibilidad", ha subrayado.

El seminario se celebra en el salón de actos del Albergue de San Esteban de Castrojeriz y ha sido inaugurado por el director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ramírez Utrilla; el presidente de Adeco Camino, Eduardo Francés, en calidad de responsable del grupo coordinador de ECO-ARQ, y la alcaldesa de Castrojeriz, Beatriz Francés. Javier Ramírez ha señalado que el Ejecutivo regional "considera la eco-rehabilitación un vector del desarrollo del turismo" y ha subrayado la necesidad de ligar este sector económico con la cultura.

También ha destacado "las numerosas actuaciones innovadoras realizadas en Castilla y León al abrigo del turismo rural", un sector en el que la comunidad autónoma "es líder nacional, con más de 3.700 alojamientos de turismo rural".

El director general de Turismo de la Junta también ha calificado a ECO ARQ como "un referente de buenas prácticas y de formación de los profesionales", con una trayectoria de tres años "en los que numerosas empresas se han familiarizado con la eco-rehabilitación".

Asimismo, ha situado este proyecto como ejemplo a seguir para muchos centros urbanos de "tantas ciudades europeas" que se han convertido en "grandes espacios peatonales dominados por cadenas y franquicias internacionales con una visión homogénea de todos ellos por contar siempre con los mismos comercios, los mismos hoteles y los mismos cafés".

Por su parte, Ana Cunha y Guillaume Casse, socios de ECO-ARQ procedentes de Portugal y Francia, han mostrado ejemplos de intervenciones de recuperación de patrimonio arquitectónico que han contribuido a consolidar el turismo, como en el Macizo Central francés y la comarca del Xisto, en Portugal

Para el presidente de Adeco Camino, Eduardo Francés, la celebración de este simposio supone un impulso importante "para sensibilizar a las comunidades rurales y a los profesionales de la construcción" sobre la rehabilitación sostenible de la edificación tradicional. El responsable del grupo de acción local ha asegurado que, gracias a ECO-ARQ, muchas empresas que no estaban familiarizadas con la rehabilitación ecológica "se han formado en soluciones técnicas respetuosas con el medio ambiente". "La formación en la rehabilitación en el pequeño patrimonio es la clave para consolidar el turismo en la comarca, y en eso seguiremos trabajando los próximos meses", ha destacado.

Además de Adeco Camino, en el proyecto ECO-ARQ forman parte la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura, SOTUR (Sociedad de Promoción del Turismo de Castilla y León), UNCEAR (Unión de Centros de Acción Rural), ADXTUR (Agência para o Desenvolvimento Turístico das Aldeias do Xisto), APAMAC (Association pour la Promotion de l’Artisanat du Massif Central) y UCCIMAC (Union des Chambres de Commerce et d’Industrie du Massif Central). En cuanto a su gestión, ECO-ARQ se integra en el marco del Programa Operativo de Cooperación Transnacional INTERREG IV B SUDOE 2007-2013.

 

El Proyecto ECO-ARQ de arquitectura ecológica en zonas turísticas se clausura con un seminario en Castrojeriz y Villadiego

Las localidades de Castrojeriz y Villadiego acogerá la próxima semana el seminario final del Proyecto ECO-ARQ, eco-rehabilitación del patrimonio construido en rutas turísticas, con la presencia de expertos en arquitectura, desarrollo, turismo y medio ambiente procedentes de España, Portugal y Francia, los países participantes en este proyecto de la Unión  Europea.

Durante los últimos dos años, siete entidades vinculadas con el desarrollo rural, entre ellas Adeco-Camino o la Sociedad de Promoción del Turismo de Castilla y León, han estado trabajando en la promoción de la restauración sostenible del patrimonio en los ejes turísticos de España, Portugal y Francia, con especial incidencia en el Camino de Santiago.

El objetivo es la protección de nuestro patrimonio cultural e histórico, optando por un respecto en las rehabilitaciones, y recuperando antiguos oficios mediante los que fue construido, según ha explicado el presidente de Adeco-Camino, Eduardo Francés.

El Proyecto ECO-ARQ ha servido para el intercambio de experiencias entre las diferentes asociaciones participantes, así como para la puesta en marcha de manera experimental de iniciativas de eco-arquitectura en el Camino de Santiago, en la Ruta de la Arquitectura Negra, en la Ruta de la Plata y en la Ruta “Dos Aldeiras do Xisto” de Portugal.

El lunes y martes de la próxima semana, Castrojeriz y Villadiego acogerán el seminario final de este proyecto, en el que se presentarán las diferentes actuaciones llevadas a cabo y se elaborarán las conclusiones, así como un manual de buenas prácticas en conservación del patrimonio en rutas turísticas.

El Proyecto ECO-ARQ, incluido dentro del programa Interreg IV B de la Unión Europea, ha contado con una dotación económica de 950.000 euros, a repartir entre todas las asociaciones participantes.

 

Me sentiré en deuda con ambos

Castrojeriz reúne a familiares y amigos de Julián Campo y Santino Manzano cinco años después de su trágica desaparición • El compositor José María Cano donará hoy a las clarisas un cuadro en su memoria

José María Cano y Ovidio Campo recordaron la figura de los dos<br> cooperantes.
José María Cano y Ovidio Campo recordaron la figura de los dos
cooperantes.
Ángel Ayala
G. Arce / Castrojeriz

Julián Campo y José Santino Manzano demostraron ayer, cinco años después de su trágico fallecimiento en el accidente ferroviario de Villada (Palencia), que supieron cultivar en vida la amistad y el aprecio de los que les conocieron y amaron, pues su ausencia sigue siendo muy sentida y dolorosa para muchos, como quedó patente ayer durante el homenaje celebrado en Castrojeriz.
Fue un recuerdo sencillo -una misa en la Colegiata Virgen del Manzano y el posterior concierto del tenor Miguel Alonso en la iglesia de San Juan-, cargado de emociones y recuerdos. Mayores, jóvenes y niños, familiares, amigos, autoridades y vecinos de la villa jacobea, volvieron a recordar a estos burgaleses que lo dejaron todo para vivir y servir en algunos de los rincones más pobres de la Tierra.
Entre los presentes en el acto estuvo el compositor y antiguo integrante del grupo Mecano José María Cano, íntimo amigo de los cooperantes -especialmente de Santino- y compañero en las tareas humanitarias que desarrollaron en Etiopía y Calcuta, que no ha dejado de estar presente en las diferentes citas que han honrado la memoria de los desaparecidos.
Cano regresó a Castrojeriz acompañado de su hijo para donar un cuadro en memoria de sus amigos a las monjas clarisas, que tenían gran amistad con Santino. «A pesar de recordarlos juntos, tenían vidas muy separadas, uno en Calcuta y otro en Etiopía... Julián era probablemente el hombre más famoso de Calcuta después de la Madre Teresa», comentó el músico, que compartió tareas humanitarias y vivencias con los dos cooperantes. «Me sentiré en deuda con ambos siempre. Compartí su trabajo y me siento muy agradecido...».

 

Catrojeriz homenajea a Julián Campo y a Santino Manzano, en el quinto aniversario de su fallecimiento

El 21 de agosto se cumple el quinto aniversario del fallecimiento de Julián Campo y Santino Manzano, vecinos de Castrojeriz, que murieron en el accidente ferroviario de Villada, en Palencia. Un año más, la localidad burgalesa les rendirá un homenaje este sábado 20 de agosto.


Castrojeriz rendirá un homenaje a Julián Campo y a Santino Manzano, como vienen haciendo desde hace cinco años, recordando de esta manera su trabajo por Castrojeriz y por su labor comprometida con varias causas. En este sentido, a las 19:00 tendrá lugar una misa en la Colegiata Virgen del Manzano, en la que además la colecta que se recoja irá destinada a las Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa en Calcuta. Ovidio Campo, concejal de Cultura de Castrojeriz, explica que la colecta tiene este destino por que  tanto Julián como Santino fueron voluntarios con las Hermanas de la Caridad de la Madre Teresa en Adis Abeba (Etiopía) y es una forma más de rendirles homenaje.  

Después de la misa se celebrará un concierto, a las 20:00 horas en la Iglesia de San Juan, a cargo del tenor internacional Miguel de Alonso. Un concierto de música clásica que formará parte de este homenaje a Julián Campo y Santino Manzano. 

Por otra parte, en lo que se refiere a los albergues para peregrinos, Ovidio Campo explica que el nivel de ocupación está muy por encima del pasado año. Añade que desde Semana Santa han pasado por los albergues 800 personas, el doble que el año pasado en el mismo período. Subraya este incremento se debe a que en 2010, Año Jacobeo, los peregrinos prefirieron los albergues gallegos, por lo que el resto sufrieron una bajada de ocupación considerable. Además las mejoras en el Albergue de San Esteban han sido significativas y eso también se ha notado en la ocupación.

Ovidio Campo espera que la ocupación de los albergues continúe en la misma línea en lo que queda de año.
 

Blancas y moradas ristras adornan Burgos en la feria del ajo

Día de Santiago Apóstol

La crisis económica ha disminuido las ventas de la hortaliza este año

Lun, 25/07/2011

V. RODRÍGUEZ SALAZAR / Burgos
Como es tradición desde hace más de 30 años, las ristras y mandones de ajos con sus blancas y moradas combinaciones se han instalado desde el pasado viernes en la ciudad burgalesa en vísperas a la festividad de Santiago Apóstol.
La feria que suele realizarse el fin de semana más próximo al día de Santiago, este año cuenta con alrededor de 150 ajeros provenientes de todos los pueblos de la provincia de Burgos, quienes esperan terminar de vender el resto de la producción que comenzaron a ofrecer en las fiestas de sus comarcas.
Los precios varían, todo depende las destrezas del comprador para regatear, de los ánimos del productor y de si los ajos están en trenzas o mandones, mínimo con nueve y máximo con veinte euros los visitantes en la feria se pueden llevar 30 cabezas de la hortaliza.
Uno de los vendedores, Fernando Díaz, ganó el premio al mejor trenzador de ristras de su pueblo, Castrojeriz, localidad donde el concurso se caracteriza por la demostración de destreza y agilidad en esta labor en la que participan todos los años productores de ajos del lugar. «Hago el trenzado en 10 minutos, y me he ganado 100 euros» manifestó el joven.
Este tejedor, tradición que heredó de su padre, vende 30 cabezas de ajo, perfectamente trenzadas en 13 euros, sin embargo expresó que este año «se venden más manadas que trenzas, la gente busca más lo  
barato».
Los productores expresaron que la crisis económica se está reflejando en las ventas de este año: «A pesar de que es producción propia, más barata que la de un revendedor, las ventas están normales, no se vende como antiguamente» señaló Alejandro Pérez González, otro agricultor de Castrojeriz, quien lleva más de 40 años produciendo y vendiendo ajos en Burgos.
Pérez, al igual que sus compañeros informó que durante la tarde del viernes y mañana del sábado la asistencia de compradores a la feria había sido poca, sin embargo, en la tarde aumentó la afluencia: «Como hoy es la víspera y mañana la feria, esperamos que mejoren las ventas».  
Por su parte, Francisco Javier Cerna, vendedor de Castellanos de Castro, se une a la opinión de los demás productores asegurando que el año pasado vendió un total de 1.200 euros, y este espera vender por lo menos 400 euros, menos de la mitad.
Según Cerna las ventas no sólo han disminuido este año por la crisis, ya que «también hay más competencia, el año pasado había menos de la mitad de ajeros que este año» añadió.
Por otra parte, entre los visitantes hay quienes van a comprar los ajos recién cosechados, y otros como Jesús Ruiz van como todos los años a dar una vuelta para visitar a sus amigos o encontrase con vecinos en la tradicional celebración. Algunos hasta ayudan a los productores a ofrecer sus hortalizas, así, recuerdan como sus familiares realizaban esta actividad «Mi padre vendía ajos aquí, hace muchos años mi abuela le enseñó a trenzar ajos para ganarse la vida», dijo Jesús.
A pesar de la situación, los agricultores esperan volver a sus pueblos con la cosecha del 2011 vendida.

 

Página 10 de 22