NoticiasSucesosVecinos de Itero del Castillo evitan que un pirómano dañe su ermita

Vecinos de Itero del Castillo evitan que un pirómano dañe su ermita

Un grupo de vecinos de Itero del Castillo evitó, con ayuda de bomberos voluntarios de Castrojeriz que un fuego originado de manera intencionada «a dos metros» de la ermita de San Nicolás, dañase la construcción religiosa. La persona que dio el aviso al 112, a las 14.42 horas de ayer, detectó al menos 3 focos, por lo que MedioAmbiente no tuvo duda alguna en atribuir a  la intervención humana el origen.
Al final, el incendio se quedó «en nada, para lo que podía haber sido», reconocía el alcalde de Itero, Salvador Martínez, que se encontraba entre quienes acudieron a colaborar. Afectó a poco menos de una hectárea de superficie agrícola y se extinguió a las 15.48 horas, según la Junta, que desplazó dos helicópteros, dos autobombas y un agente medioambiental. En Itero sospechan que el pirómano tenía que viajar en coche, porque andando cree que le hubiesen descubierto.
El parte diario de incendios incluyó otros dos, con origen accidental. En Sotragero, los trabajos de una cosechadora desencadenaron a las 15.08 horas un fuego a las afueras del pueblo que afectó a 3,10 hectáreas de superficie agrícola. Una dotación de Bomberos de Burgos, con ayuda de una cuadrilla de tierra de Medio Ambiente, controló las llamas antes de la llegada de un helicóptero, con base en Pradoluengo, que realizó varias pasadas para extinguirlas totalmente. Mientras, varios tractores realizaron cortafuegos alrededor de las fincas  evitaron la propagación del fuego, que se apagó totalmente a las 18.28 horas.
El último aviso de la tarde se recibió desde Cornudilla (Bureba), a las 18.05 horas. Al parecer, la chispa de una rotaflex prendió un terreno cercano, sin que se viesen afectada ni superficie agrícola ni forestal. En apenas 20 minutos, el helicóptero de Medina de Pomar, dos autobombas y dos agentes medioambientales terminaron con éxito el trabajo.