Cristino Díez

Noticias y cosas que pasan en el pueblo
Post Reply
Diario de Burgos«

Cristino Díez

Post by Diario de Burgos« » 31 Jan 2010, 18:38

Diario de Burgos«Viajé como ‘polizón’ en camiones a ver pintura flamenca»
Pintor de carteles de cine en el Avenida

Cristino Díez, artista plástico, concejal y diputado
diariodeburgos.esI.P.
No se equivoca usted si apuesta la cartera a que Cristino fue el típico niño que ganaba todos los concursos infantiles del cole y no tan infantiles, a medida que fue creciendo. Tal era así, que tuvo el privilegio de ser designado como el alumno que cada mañana tenía que rotular en la pizarra la materia que tocaba, el día, año y ¡ojo! el santo que marcaba el calendario. Su habilidad y destreza eran tal que siempre andaba montando algún artilugio para jugar en pandilla. Estamos hablando de sus años de estancia en Urribarri (Bilbao) donde se trasladó la familia desde Castrojeriz, lugar de nacimiento del artista, al que por las venas no parece correr sangre sino pigmentos de mil colores con los que manchar cualquier pincel.
Con 14 años, ya de regreso a Burgos, hace su primera exposición en la Real y Antigua de Gamonal. Era pintura abstracta que los gamonaleros miraban sin comprender, pero consiguió vendió un cuadro y no mal pagado para la época: 12.000 pesetas, con las que compró una pulsera de oro a su madre. Inteligente, curioso, inquieto, tras el Bachiller, Cristino consigue una beca que le llevó a Madrid para hacer varios cursos de Bellas Artes, y de vuelta a Burgos, sigue su formación en la Academia de Dibujo del Espolón, con Jesús del Olmo. También viaja por los Países Bajos, de ‘polizón’ con camioneros, para conocer la pintura flamenca. La oportunidad de pintar ‘profesionalmente’ le llega cuando le contratan para hacer los carteles del Cine Avenida, con el rotulista Timoteo Alonso, comenzando entonces su ‘idilio’ con los actores y actrices del momento, a los que pintaba sobre lienzos de 10x2 metros con pinturas de pigmentos naturales que él mismo fabricaba. Ocupaban toda la fachada y eran auténticas obras de arte, lástima que fueran efímeras, porque el lienzo se lavaba cada vez que cambiaba la película y las caras de Mastroianni o de Ornella Muti daban paso a las de otros actores. Cobraba 300 pesetas por cartel. También salieron de sus manos los carteles de las compañías de teatro que actuaban en San Pedro, entre las que recuerda con especial cariño el Teatro Chino, con Manolita Chen.

Post Reply

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest