CIUDADES VACEAS

Todo lo referente a la Historia de Castrojeriz y sus antepasados
Post Reply
MARTIN

CIUDADES VACEAS

Post by MARTIN » 11 Aug 2015, 14:20

Pintia en el Territorio Vacceo

Si bien durante varios años, se creyó que el emplazamiento de una de las grandes ciudades vacceas, a la que Ptolomeo, se refiría como Pintia o Pincia, no era otra que la actual Valladolid. El hallazgo de los restos de una gran ciudad que podría llegar a albergar hasta cerca de 8.000 habitantes en su momento de mayor en la localidad de Padilla de Duero, hoy albergada dentro del municipio de Peñafiel, llevó a considerar dicha urbe como la susodicha Pintia.
Lo que de primeras llevaba a desplazar la “frontera” entre arévacos y vacceos más allá del Duratón, probablemente hasta el Riaza.

Los restos arqueológicos, se pueden dividir fundamentalmente en tres partes, la necrópolis de las Ruedas, la ciudad de las Quintanas, y el barrio alfarero de las Carralaceñas, el mayor horno de alfarería de toda Europa.
Podemos establecer un nicho arqueológico que va desde el s.IV a.C al VIII d.C, pasando por vacceos, romanos y visigodos entre sus ocupantes, más de 1200 años de Historia encerrada entre sus muros.
Su territorio colinda con Tela (Tudela de Duero), y la oppida de los “Mercados del Duratón” en la parte alta del río.
La ciudad de las Quintanas, ocupa una extensión de 25 Ha, podemos dar la cifra de 7.000 habitantes, lo que nos lleva a concluir una densa población, en los momentos álgidos de la ciudad. Utiliza el cauce del río Duero como barrera natural de protección frente a ataques, y partiendo de éste posee un recinto semicircular amurallado, que cierra por completo la oppida.
A las afueras, y ya del otro lado del Duero existe un barrio alfarero, que pudó estar habitado por unas 600 personas, si bien, su periodo de poblamiento es mucho más corto.
Sin duda el elemento más característico, y que mayor dotación de restos arqueológicos ha dotado a éste yacimiento es la singular necrópolis de Las Ruedas,


Los Vacceos

La región ocupada por el pueblo vacceo se enclava en la zona que se corresponde con la provincias de Valladolid, que es toda ella vaccea, y gran parte de las de Palencia, Burgos, Segovia, Avila, Salamanca, Zamora y León (46.000 km2). Destaca también su elevada densidad de población para la época, pudiendo hablarse de unos 350.000 habitantes, o incluso mas.

Las primeras teorías sobre el origen de este pueblo, nos hablan de ellos como integrantes de una invasión. Pero estas primeras hipótesis, se han ido dejando atrás, barajandose ahora las transformaciones de las sociedades indígenas.

Algunos autores sitúan el punto de partida de la larga evolución que daría como resultado el pueblo vacceo en torno al año 1000 y el 800 a C.

La llegada de indoeuropeos se produce en la segunda edad de Hierro (S.VIII a C), y supone el “amoldamiento” de los pueblos indígenas a las nuevas corrientes que traen los pueblos celtas que llegan a la Meseta, se produce un gran desarrollo de la alfarería y de la agricultura, debido a mejoras técnicas introducidas por éstos pueblos.
Se cree que el territorio vacceo estaba constituido por cerca de 40 grandes núcleos vacceos, se estipula la posibilidad de una capital llamada “Vacca”, que algunos piensan que no es otra que es Arbukala (Toro), otros situan la capital en Intercatia que según Plinio contaba con más de 25.000 habitantes, y los últimos rechazan de plano la existencia de ninguna capitalidad en el territorio vacceo.

1.¿Celtas o celtíberos?

Ciertos hechos, nos obligan a decantantarnos por la primera opción, si bien, presentan importantes hechos diferenciales con los pueblos del Norte, mucho menos desarrollados.
La clase aristocrática y las capas militares de los vacceos llevan nombres célticos, así como tambien es celta la palabra vacceo.

Los Vacceos no son sustancialmente celtas aunque tengan numerosos elementos elementos célticos que provienen del asentamiento en su territorio de algunos grupos celtas en el momento de la penetración de lsa migraciones indoeuropeas.
- El idioma, si bien se han encontrado pocos documentos escritos, los escasos hallazgos atestiguan que se trataba de una lengua de origen celtibérico, con características indioeuropeas producidas por influencia celta, de hecho la palabra vacceo es netamente indoeuropea, y probablemente común a todos los habitantes de la Meseta, arévacos, vacceos y vettones fundamentalmente.

- En la zona vacea practicamente en ningun caso aparecen inscripciones celtibericas.
-Organización en ciudades Estado con total autonomía, pero con relaciones mercantiles y militares con las de su entorno.
- Su sistema económico es independiente de la indoeuropeizacón de la peninsula. Con una organización agraria cooperativa sin precedentes en el resto de la península ibérica.

2. Economía:

Respecto al sistema colectivista agrario de los vacceos nos habló Diodoro de Sicilia en el S I a.C, usando como fuente a Polibio (S. III a C):

«el más avanzado de entre los pueblos vecinos a éstos (los celtíberos), es el conjunto de los llamados Vacceos: pues éstos, cada año, distribuyen la tierra arable a los labradores, y poniendo en común sus frutos, entregaban a cada uno su parte, y a los labradores que se apropiaban de alguna parte para ellos mismos, daban la muerte como castigo».


Este sistema no estaba reñido con las posesiones particulares, pues se sabe por otros textos que las personas particulares poseían esclavos, y que existía una cierta jerarquía dentro de la sociedad.

Sobre este sistema han discutido muchos autores contemporáneos, siendo para algunos una característica precéltica, que en el momento de la llegada de los romanos estaría en pleno apogeo e incluso en decadencia. El origen del sistema lo atribuyen a una sociedad pastoril que se va sedentarizando paulatinamente y que va aceptando transformar su estructura socio-económica a las nuevas necesidades de vida agricola, pero sin ningún tipo de ruptura (sin que haya habido ninguna fuerza superior externa que haya impuesto su propio modelo.).


Sobre el bandidaje y lo meritorio del sistema agrícola vacceo que les permite tener excedentes, hemos de tener en cuenta el hecho de que los bosques abundaban en la zona media del Duero, con lo que la extension de tierras cultivables era menor que la actual, otro hecho que hay que tener en cuenta era lo limitado de la tierra cultivable por una comunidad, porque de lo contrario entraría en conlision con los intereses de las comunidades vecinas, debemos recordar la organización en ciudades-estado.
Todo ello unido al hecho de que la tierra total cultivable solo podria serlo anualmente en torno al 50%, ya que ya se practicaria la rotacion bienal o incluso la trienal, producía unas productividades más elevadas a las actuales.

Dejando a un lado el tema del Colectivismo agrario, dentro del territorio vacceo predomina el arado de cama curva, que no cabe considerar importación celta. también se dedicaban a la actividad pastoril.

Dentro del ganado el que mayor importacia tendría es el ovino, como demostrarian los 10.000 ejemplares de sagum (vestido fabricado en lana) que los vacceos debieron dar a Roma como parte de un tributo. No hay noticias de existencia abundante de ganado vacuno, porque el territorio no es muy favorable a su desarrollo. Ganado porcino puede que sí existiera, por las relativamente pocas atenciones que demanda.



3.Política:

Respecto a su organización, nos encontrabamos con un pueblo que se organizaba en torno a "ciudades-estado", denominadas “Oppida” con una distancia entre ciudades de unos 20-40 km.
La organización de los pueblos de la meseta (vacceos, arévacos y vettones fundamentalmente) en Ciudades Estado, nos deja un reguero constante de urbes.
Pintia (Padilla de Duero), Tela (Tudela de Duero), Pisoraca (Herrera de Duero), Cauca (Coca), Salmantika (Salamanca), Simantika (Simancas), Arbukala (Toro), Numantia (Numancia), Ulaca (Solosancho) Rauda (Roa), Autraca (Castrojeriz), Auca (Oca), Élmantika (Cogotas), Ocalam (Zamora), Segontia (Sigüenza), Albocella (Tiedra), Colenda (Cuellar)…
Y otras que han llegado a nuestros días latinizadas como Segontia Paramica (Cigüenta del Páramo), Porta Augusta (Portillo?), Vinimacium (?), Lacóbriga (Carrión de los Condes), Amallobriga (?),Intercatia (Paredes de Nava).
Lo más probable es que los vacceos se rigieran por un senado de ancianos, que tomaría las decisiones de la vida cotidiana, y que estaría formado por personas que ya por su edad, no podían participar de las labores agrícolas.
También debió de existir una asamblea compuesta por todos los cabezas de familia de la comunidad, titulares de una parcela de tierra, que quizas fuera la que eligiese al jefe militar encargado de llevar a cabo alguna operacion bélica concreta. Esta organización se vería truncada por la presencia romana.

Cabe suponer, igualmente, que el lugar de residencia de toda la población era la ciudad, no existiendo apenas casas aisladas en zonas rurales, para la realización de las labores agrícolas los campesinos debían desplazarse hasta las tierras correspondientes, por el propio carácter de las subdivisiones del terreno.
Estas ciudades serían castros fortificados, dentro de los que las viviendas estaban bastante separadas entre si.
En su relación con otros pueblos peninsulares, destaca una estrecha colaboración con los Arevacos, colaborando en la resistencia a Roma de forma activa, y costando esto campañas de castigo por parte del Imperio.


4.Guerra, Muerte y Religión


Sobre el tratamiento a los muertos, las fuentes, atestiguan que los cadáveres se incineraban, si bien al igual que los pueblos situados más al Sur, saban un trato especial a los guerreros muertos en combate, que posiblemente no fueran cremados.

Pese a tener un comportamiento, y una política mucho más pacífica que la de los pueblos del entorno cercano, no cabe duda de que los vacceos, en ocasiones, protagonizan acciones bélicas, fundamentalmente fueron acciones de defensa contra razzias protagonizadas por tribus vettonas, y sobretodo, frente a las campañas de castigo de Roma por la alianza con los Arévacos, especialmente durante el sitio a Numantia.

La cuestión es que, sea como sea, se nos atestiguan guerreros vacceos, especialmente de caballería. En caso de guerra, parte de los labradores, sin duda los más jóvenes, tomarían las armas, mientras que el resto proseguiría las tareas agrícolas habituales. En esto radicaría fundamentalmente, la pujanza de estos vacceos. Esta defensa era también necesaria, por cuanto que eran frecuentemente atacados por pueblos vecinos en diversas razzias.


El Legado Vacceo

No debemos perder de vista nunca la toponimia de un lugar, testigo de los pueblos indígenas, topónimos como Nava, que se puede traducir como laguna, o Castro, que se refiere a una población certificada nos hacen recordar una raíz de origen celta.
Son numerosos los casos en los que esto nos permite evidenciar el pasado de un asentamiento Celta en esa zona, ocurre con Intercatia (Paradas de Nava), ocurre con Autraca (Castrojeriz), por citar dos ejemplos de los anteriormente enumerados, resulta al menos sospechoso la situación de localidades como Castronuño o Castromonte, situadas en zonas altas de páramos dotándose de forma natural de una función defensiva, probablemente en ambas localidades se encuentren sendos castros vacceos.
Otras referencias al pasado vacceo, frecuentes en los campos de Castilla, son Mata, Yeltes, Maga, Bárcena, Braña todas ellas palábras con raíz indoeuropea, que forman parte del escaso legado lingüístico a la lengua actual, aunque si están muy presentes de nuevo en la toponimía.
Menos evidentes son los sufijos y prefijos que dan nombre a distintos lugares, el pre-fijo “Pis” en referencia a caudaloso, da nombre a nuestro río Pisuerga, y unido con el sufijo –aca, que en lengua vaccea significaba “ciudad” da el nombre a Pisoracca.
De forma similar, podemos realizar una ananología entre Autraca ciudad del Autra y el río Odra que baña sus tierras y da nombre a numerosas localidades de dicha zona burgalesa.
En otros casos, el origen del toponismo, resulta claro, casos de Salmantika, Cauca, Rauda o Segontia.
En el aspecto cultural y económico, después de 2.500 años, los habitantes de la Meseta, siguen desarrollando una economía agrícola, vitivinicola y cerealística, con un pastoreo igualmente extensivo de ganado ovino. Incluso durante el periodo de esplendor de ésta tierra, desde el final de la Edad Media, hasta épocas no tan lejanas, el Consejo de Castilla seguía agrupado por ciudades que funcionaban de una forma relativamente autónoma.
Después de todo, quizás no hemos cambiado tanto.

Post Reply

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest